Escribir jugando (junio)

banner reto

Antes de participar consulta las bases y los retos anteriores AQUÍ.


Reto – Junio

  • Crea un microrrelato o poesía (máx 100 palabras) inspirándote en la carta.
  • En tu creación debe aparecer la imagen del dado: una rana.

reto junio

Reto opcional:

  • Que la historia ocurra durante el Solsticio de verano.

 

¿Juegas?

Mi propuesta saldrá publicada mañana 😉

Lídia Castro Navàs

logo 2

Anuncios

85 pensamientos en “Escribir jugando (junio)

  1. Tus Magos y Hechiceros, desafían mi fantasía con retos que parecen duelos al sol, en este amanecer del solsticio de verano. Mi imaginación se siente como una rana de laboratorio esperando ser diseccionada con sus, o tus, estrambóticas peticiones.

    Le gusta a 4 personas

  2. Pingback: El magma que me desmenuza mi corteza – Grimmebulin

  3. Eterno solsticio de verano
    (100 palabras)
    Sapos y culebras; inacción e irresponsabilidad; lagartijas y ranas; egoísmo, estupidez y mezquindad; hidras y monstruos; dióxido de carbono y metano; miopía cortoplacista y materialismo consumista. Basura y plásticos. «Es la economía, estúpido»… Los seres humanos, el futuro y el planeta no importan.
    Los ingredientes llevaban ya tiempo cociéndose en el caldero; fueron aumentando y convirtiendo la pócima en más letal. Aprendices de brujo, tristes nigromantes y gurús del progreso oficiaban la ceremonia del desastre. Ahora ya el Ártico y Groenlandia estaban derritiéndose irremisiblemente. El infierno desatado; la canícula insufrible de un eterno solsticio de verano; el principio del fin.

    Síndrome de la rana hervida:
    «El denominado síndrome de la rana hervida es una analogía que se usa para describir el fenómeno ocurrido cuando ante un problema que es progresivamente tan lento que sus daños puedan percibirse como a largo plazo o no percibirse, la falta de conciencia genera que no haya reacciones o que estas sean tan tardías como para evitar o revertir los daños que ya están hechos. La premisa es que si una rana se pone repentinamente en agua hirviendo, saltará, pero si la rana se pone en agua tibia que luego se lleva a ebullición lentamente, no percibirá el peligro y se cocerá hasta la muerte. La historia se usa a menudo como una metáfora de la incapacidad o falta de voluntad de las personas para reaccionar o ser conscientes de las amenazas siniestras que surgen gradualmente en lugar de hacerlo de repente».
    Algunos experimentos del siglo XIX sugirieron que la premisa subyacente es verdadera si el calentamiento es lo suficientemente gradual. La explicación es que la rana regula su propia temperatura (termorregulación) y el aumento de la temperatura sería progresivamente tan lento que no podría percibirlo durante gran parte del proceso y para cuando percibiera el peligro, no tendría energía suficiente para saltar y escapar de la cazuela porque la habría gastado en regular su temperatura para adaptarse al agua; en cambio, si la rana hubiese entrado con el agua a altas temperaturas, habría saltado al percibir como un peligro continuar allí.
    «Después de algunas controversias, en 1988 se resolvió que: si la velocidad de calentamiento de la temperatura del agua es menor de 0,02 grados Celsius por minuto, la rana se queda quieta y se muere al final de la cocción, mientras que a mayor velocidad la rana salta y escapa».

    Bueno, creo que el amenazante problema del calentamiento global se ajusta perfectamente a esta analogía. ¿Es la humanidad como una rana que está siendo hervida muy poco a poco y no lo percibe ni reacciona? Mucho me temo que tenemos muchos números para ello, visto el panorama que se avecina. Hace pocos días, una chica española dijo en televisión (una seguidora de la activista sueca, que se manifestaba en las calles): «Si no hacemos nada, para el 2100 la temperatura global puede haber subido 6 grados centígrados».
    Como no tenemos planeta B, en ese planeta se hará muy difícil la vida. O bastante insoportable. Me ha salido aquí una entrada. Es que me has puesto en la carta un sol de justicia, lo que parece un enorme caldero y encima una rana… digamos que me lo has puesto “fácil”. Otra posible historia era la fábula, tal cual, de la desdichada rana.
    Pues nada, un “caluroso” abrazo… jajajaja.

    Le gusta a 4 personas

    • Ostras, What. Muy chulo tu micro. Roza la prosa poética con crítica de fondo. Y gracias por toda esa información. No conocía eso de la rana hervida y me da un yuyu que ¡¡¡madre mía!!! 😮
      Muchas gracias por participar en el reto. Feliz domingo 🙂

      Me gusta

      • Hola. Yo tampoco conocía esto del síndrome de la rana hervida. Muy curioso e inquietante, si lo aplicamos como metáfora de todo lo narrado. Lo más curioso ¿sabes qué es? Que me acordé de la rana hervida una vez pensado y creado el micro, no antes. Se me ocurrió y vi la estrecha relación entre todo. Y también es curioso, no lo digo por fardar, que me salió el micro en menos de 10 minutos, casi sin pensarlo. Lo de la rana no sé cómo llegué a saberlo, hace unos meses o semanas. Sunyata, sunyata,.. «no hay capitán en nuestras barcas». .. jajaja.

        Le gusta a 1 persona

  4. Pingback: La Ranita de San Juan | Escribir Jugando | A Los 4 Vientos

  5. Pingback: Claustro lunar (Escribir jugando Junio 2019) – Planeta turquesa

  6. Pingback: Hypsiboas punctatus | El Blog de Lídia

  7. Pingback: Escribir jugando -Junio- | Velehay

  8. Pingback: El Sol y sus secuaces

  9. Pingback: Escribir jugando (junio) – jm vanjav hasta en 500 palabras+

  10. El solsticio infinito

    Durante este dia
    el sol brilla y brilla
    esas tres brujas
    odian la noche por estar a oscuras

    A la luna han raptado
    para que el sol brille todo el año
    recitando
    un conjuro endiablado

    El sapo
    da un toque salado
    por qué un conjuro sin sabor
    a estas brujas llena de dolor

    Todas ellas son distintas
    y por eso están atraídas
    Este hechizo durará y durará
    hasta que la luna pueda escapar
    i el Solsticio pueda terminar

    Le gusta a 1 persona

  11. Pingback: El día más largo. Microrrelato Escribir Jugando (Junio) | Laura Urcelay

  12. Pingback: Las chicas del club | El blog de Mae

  13. Pingback: La Ranita Juana | A Los 4 Vientos

  14. Pingback: Cuenta la leyenda – Luna Paniagua

  15. Pingback: La rana hechicera – Desde El Cielo

  16. Hola. Vuelvo a estar por aquí… Se me debe notar que mi opinión sobre el proceder de la raza humana no es demasiado “positiva” ni “optimista”. Sobre la civilización tecnológica tal como la conocemos, para ser más exactos. Por eso aquí viene una especie de segunda parte. Se me ha ocurrido una cosita… Esta vez me ha costado un ratito condensar todos los elementos de mi cabeza y recortar. Una propina…

    Diálogo madre-hija
    (100 palabras)

    —Madre, perdónanos la vida. Sabes que no tenemos la culpa… Arréglalo…
    —No puedo. Sabes que soy las fuerzas desatadas y no tengo control…
    —Entonces, vamos a perecer todos. ¿Cuándo sucederá?
    —El solsticio de verano. Una enorme bola de fuego viene hacia aquí. Mi hermano el cometa. Moriré atravesada por una espada incandescente. Doloroso pero rápido. Será mejor así…
    —Lo que te han hecho los humanos es gravísimo, muy triste. ¿No podrías… ?
    —¿Qué? ¿Prolongarlo en una lentísima agonía? No hay fórmulas, pócimas mágicas…
    —Madre… —La humilde rana rompió a llorar, sin poder continuar.
    —No llores —la consoló Gaia, embargada de tristeza.

    Le gusta a 1 persona

      • Muy “crítico” pero no creo que “exagere” demasiado respecto a los humanos. Tú misma lo reconoces y dices.
        No tenim gens de cura i es podria fer molt més. Fa poc va ser el “Día Mundial del Medio Ambiente”. Ja. “Perdona” el meu bilingüisme una mica esquizoide, jajaja. M’agrada més parlar-te en català perà em costa més escriure’l. Cometo més errors.
        Bye bye.

        Le gusta a 1 persona

      • No, en absolut exageres, és una realitat molt preocupant i molts no fan res per canviar-la. Jo no em redeixo a seguir aportant el meu granet de sorra, ni que sigui amb petites accions.
        Escriu-me com vulguis, com et sentis millor fent-ho 😉
        Feliç cap de setmana 🙂

        Le gusta a 1 persona

  17. Pingback: La rana y los espíritus malignos. – Rosa Boschetti

  18. ¡Hola, gente! ¡Lídia!

    Aquí dejo mi participación de este mes, un poco vuelta a los orígenes. Dejo el principio de estas cien palabras (sin contar el título). ¡Gracias!

    La rana es el último ingrediente y cae al agua con un suave chapaleo. Las sacerdotisas del sol suspiran contrariadas, custodias de la luna, cautiva. Con la llegada del solsticio de verano, el astro rey reclama horas al día y demanda suyo el trono de éter.

    Y aquí, el enlace al micro completo:

    https://jessi-ga.wixsite.com/fantepika/blog/el-reino-del-sol

    ¡Gracias!

    Le gusta a 1 persona

  19. Pingback: Solsticio de verano – Flor de letras

  20. Hola, me parecen muy interesantes este tipo de retos. Espero haberlo publicado en el post correcto, soy un negado con las nuevas tecnologías. Prefiero el lápiz y las hojas, una especie en extinción. Espero que os guste el relato, ahí va:

    Caprichoso destino.

    Nada sospechó la rana mientras su piel se fundía en un caldero que las tres brujas removían, bajo la luna, en el solsticio de verano. Su cerebro, sus ojos, la lengua y las entrañas ya disueltas, junto al resto de animales, daban un color parduzco al lúgubre mejunje. ¡La pócima estaba lista! La desdichada princesa, harta de besar batracios, probaría el nuevo método ignorando que la solución se había diluido en el agua.

    Le gusta a 1 persona

    • ¡Hola, Ignasi! 😀 Me alegra que te guste el reto y te hayas animado a participar.
      Tu micro es muy bueno, has mezclado de forma ingeniosa cada elemento del reto con un resultado de pócima asquerosilla jajaja
      Muchas gracias por participar en el reto. El 28 publicaré todas las creaciones y el 29… ¡el optimvs mensi! 😉 Te espero ver por aquí de nuevo. Un saludo 🙂

      Me gusta

      • ¡Gracias, Seguro que si! Soy muy fan de los juegos de mesa y la escritura, magnifica mezcla. Al Dixit no he jugado nunca pero las reseñas lo abalan. Nos iremos viendo. Un saludo.

        Le gusta a 1 persona

  21. Pingback: Los olvidados – Como perros en la lluvia

  22. Pingback: El Camino de la Luna | Acervo de Letras

  23. Pingback: La sonrisa del Sol | yo opino que…

  24. Presencia raptada
    El sol de fondo desesperado por una ausencia
    nunca pudo estar con ella pero notaba su presencia
    en la noche más corta extraña su belleza.
    Sin poder hacer nada, aguarda sin paciencia.
    Las tres hermanas hijas de las estrellas
    cuelgan sus lánguidos brazos en el caldero
    con pena en sus rostros;
    miran con minúsculos y achinados ojos
    a la madre luna encerrada en cautiverio.
    Este solsticio vernal desolado para la rana
    triste sin ver el reflejo de la luna en el agua
    ahora no cantará en la charca
    clamará a los astros liberarla
    para poder verla antes del alba.

    99 palabras sin contar el título.

    Le gusta a 1 persona

  25. Hola Lídia:
    Estaba esperando que llegara el solsticio para enviar mi aportación. Ya he visto que en esta ocasión algunos hemos optado por la poesía.
    Aunque yo no soy poeta, me encanta hacer versos para niños. Y eso es lo que he hecho en esta ocasión.Algo fresco que hace mucho calor, y aquí en La Mancha, no te digo más.
    Un abrazo.

    METAMORFOSIS
    Eran tres brujitas las que se asomaban
    a ese caldero que agua rezumaba
    Allí divisaron a una ranita
    haciendo volteretas toda rebonita.
    -¿No os animáis a daros un baño?
    -preguntó la rana, (que antes era sapo)
    -En este día tan caluroso y largo
    un baño fresquito no os hará daño.
    Este agua mágica con hechizo de luna,
    quita arrugas, granitos,
    manchas y también verrugas.
    Animadas metieron un pie
    después el otro y el cuerpo también;
    con la ranita un baño se dieron
    y ¡oh sorpresa! ¡qué guapas salieron!
    Lozanas, frescas, cabellos al viento
    dejaron lo feo allí en el caldero.

    Le gusta a 1 persona

    • ¡Hola, Virtudes! 😀
      Qué poesía más tierna nos presentas, me ha gustado mucho el conjuro de juventud. Como apuntas, es muy refrescante. Además, un baño en la noche del solsticio suele ser mágico 😉
      Muchas gracias por tu participación.
      Aquí en la costa el calor también aprieta, aunque no tanto como el interior. Lo peor de la zona es la humedad (sudas solo de respirar jajaja).
      Un abrazo grande y feliz solsticio 🙂

      Le gusta a 1 persona

  26. Pingback: (In)somnis – ESPILL DAURAT

  27. Hola Lídia, aquí os dejo mi pequeña aportación. Espero que la disfrutéis:

    La pena que consume a la luna
    Después de que La Luna se sometiera a los conjuros más bárbaros de Tierra, Aire y Agua durante nueve meses para gestar a su pequeño, aquella tarde la rana Heket le confirmó lo que jamás hubiese querido oír: su hijo había fallecido. Tal fue el dolor de La Luna que ese día no brilló y le suplicó al Sol que iluminase la noche mientras daba sepultura a su retoño. Desde entonces, cada 21 de junio, el Sol alarga su jornada para que La Luna llore desconsolada ante la tumba de su hijo.

    Le gusta a 1 persona

    • Hola, Andrea: Muchas gracias por tu creación, es preciosa, sobre todo ese final: el Sol alarga su jornada para la Luna llore por su hijo muerto, ¡buah! qué bueno. Me ha gustado mucho. Al estilo de los mitos clásicos que intentaban dar respuesta a aquellos fenómenos para los que no tenían conocimientos.
      Gracias por participar en el reto. Un abrazo grande 🙂 y hasta pronto 😉

      Me gusta

  28. Pingback: Noche de libertad – Kate Lynnon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.