No me duelen las lágrimas perdidas

Desesperación

Collage hecho por mí con Canva. 

A veces vuelven a asomar las náuseas por mis ojos

y la amenaza del vómito me deja sin respiración.

No me duelen las lágrimas perdidas.

 

Siento esa sensación en el pecho, de encogimiento;

un agujero negro que crece veloz y sin descanso, inevitable.

No me duelen las lágrimas perdidas.

 

Me asaltan los pensamientos recurrentes

que apagan toda esperanza y oscurecen mi luz.

No me duelen las lágrimas perdidas.

 

Lo que me duele es el tiempo…

el tiempo perdido anhelando una ausencia.

 

Lídia Castro Navàs

logo 2

 

Anuncios

Cada noche…

woman-2714174_1920

Pixabay

Cada noche sueño que

recibo millones de susurros.

Susurros cargados de cariño,

de anhelo,  de complicidad…

Cada noche sueño que

recibo millones de caricias.

Caricias cargadas de afecto,

de pasión, de dulzura…

Cada noche sueño que

recibo millones de besos.

Besos cargados de amor,

de deseo, de ternura…

Cada noche sueño…

cada noche sueño contigo.

 

Lídia Castro Navàs

logo 2


Entrada para participar en el Reto 5 líneas del blog de Adella Brac.

logo-reto-de-escritura-5-lineas

 

Alrededor de una mesa

WhatsApp Image 2018-11-03 at 18.52.48

Compartir viandas, conversación, risas y recuerdos…

silencios, miradas perdidas y emociones.

Luego dulces y bebidas, más charla y

sonrisas mezcladas con suspiros de satisfacción.

Sentir la calidez en el estómago y en el alma.

 

Lo que pasa alrededor de una mesa es todo esto y mucho más.

 

Lídia Castro Navàs

cropped-logo-2.png

 

Y yo le pido a la luna…

foto luna

Foto mía. Salou (julio 2018)

Y yo le pido a la luna,

que disipe la oscuridad que ensombrece mi alma,

y que mantenga abiertas las ventanas de mi corazón.

 

Y yo le pido a la luna,

que brille el sol todos los días a mi alrededor

y que sus rayos acaricien mi ser.

 

Y yo le pido a la luna,

que me ayude a mirar solo hacia adelante

y que los recuerdos aferrados queden desterrados para siempre.

 

Y yo le pido a luna,

que me libere de mi pesar

y que me permita volar junto a ella.

 

Y yo le pido a luna,

que encienda la llama de mi pasión verdadera

y que me procure luz e inspiración.

 

Y yo te pido, luna: envuélveme con tu fulgor de plata

y no me abandones nunca.

 

Lídia Castro Navàs

cropped-logo-2.png

Un año

candles-64177_1920

Un año de dolor

Un año en shock

Un año de rabia

Un año de incongruencias

Un año de despropósitos

Un año de incomprensión

Un año de… ¡No tenemos miedo!

NO TENIM POR!

 

Lídia Castro Navàs

Mi humilde homenaje a las víctimas, familiares y a los cuerpos de seguridad catalanes, que pese a la desinformación, consiguieron que la tragedia terrorista no fuera mayor, tanto en Barcelona como en Cambrils.

 

No te echo de menos

35388247_10215323949199206_6204932664051367936_n

No te echo de menos,

solo pienso en tu voz estimulante,

y en esas tiernas atenciones que llenaban mis horas.

~

No te echo de menos,

solo me faltan tus buenos días puntuales,

y tu compañía serena en madrugadas o tardes.

~

No te echo de menos,

solo recuerdo tus buenas noches habituales,

acompañadas de abrazos cálidos y dulces sueños.

~

No te echo de menos,

solo es mi memoria traicionera,

que te creó a su antojo y para su complacencia.

~

No te echo de menos,

porque no existes.

 

Lídia Castro Navàs

Un amor único

Mis palabras se quedan cortas

al querer expresar lo que siento por ti.

Jamás he experimentado un amor tan inmenso,

tan puro, tan incondicional.

Ese es mi amor por ti, mama. Un amor único.

Espero que nuestras almas

sigan vibrando en la misma frecuencia,

en esta vida y en las que queden por venir.

Gracias por tanto.

 

mama i jo

¡FELIZ DÍA DE LA MADRE!

Lídia Castro Navàs

Frío

giphy

Hace frío, frío intenso.

Esa clase de frío

que paraliza los músculos y entumece las articulaciones;

que ralentiza la circulación y coagula hasta la sangre.

Esa clase de frío

que reseca la piel y agrieta los labios;

que entristece los ojos y hiela hasta el alma.

Esa clase de frío

que nace dentro,

en un corazón solitario y endurecido por tu ausencia.

 

Lídia Castro Navàs