EJ: Optimvs mensi

Escribir jugando banner II

El día 28 publiqué todas las creaciones presentadas al reto de Escribir Jugando del mes de diciembre.

La mención especial es para un poema que está lleno de anhelo, fuego y pasión. A leerlo, me hizo sentir cada emoción descrita. Además, usó los elementos del reto de forma diferente e inesperada.

Me refiero a “Abordaje” por Inma.

¡Me encantó! ¡Gracias! 😀

Ha llegado el momento de desvelar el Optimvs mensi del mes de diciembre y es para…

Drumroll

…por crear un microrrelato de una belleza extraordinaria, con unas descripciones muy bien hilvanadas y obsequiándonos con léxico procedente de nuestra riqueza dialectal. Y todo ello para mostrarnos un protagonista con el que, metafóricamente, hacer crítica de nuestra sociedad. Me refiero a “El palacio de las mareas” por Maga de Qamar.

EL PALACIO DE LAS MAREAS

Día y noche, bajo el amparo Nocturnales del Cielo, la Señora de Agua y Sal agitaba sus sayas hechas de inmensos turquesas y lapislázulis, cosidas con secretos a tules de espuma y bordadas con reflejos de luna y caricias arreboladas. Como un bosque, los peces danzaban dejándose llevar sobre sus costuras mientras, desde la superficie, llegaba la voz ronca del pirata pelorrusio*, conocido más por su poco ingenio que por sus rojos pelos. Incesante, farfullaba sobre el inconmensurable tesoro que guardaba en el Palacio de las Mareas, el mismo que la ceguera de su obsesión le impedía reconocer.

MAGA DE QAMAR

*Rusio en aragonés es, entre otras cosas, rojo, candente, del color del fuego…

¡Enhorabuena! Aquí tienes tu galardón, puedes lucirlo en tu blog a modo de widget si lo deseas y enlazar esta entrada para que todo el mundo vea tu bella creación junto con el premio.

Os espero muy pronto en el reto: Escribir Jugando 🙂

EJ: Optimvs mensi

Escribir jugando banner II

El día 28 publiqué todas las creaciones presentadas al reto de Escribir Jugando del mes de noviembre.

¡¿Ya ha pasado otro mes?! El tiempo vuela, no me lo negarás…

La mención especial es no para un micro que nos explica una historia que incluye de forma ingeniosa todo lo requerido en el reto, más una pizca de humor negro y un interesante elenco de juegos de palabras que le aporta una chispa. Me refiero a: “Hay cosas que nunca cambian” por Antonio Caro.

¡Me encantó! ¡Gracias! 😀

Ha llegado el momento de desvelar el Optimvs mensi del mes de noviembre y es para…

Drumroll

…por crear no uno sino dos micros, aunque debe decir que fue uno de ellos el que me hizo decantar por el ganador, pues ofrecía misterio, astucia para introducir todos los elementos y con un final abierto que nos plantea una paradoja. Me refiero a: “Caronte y el acertijo de vida o muerte” por Whatgoesaround.

CARONTE Y EL ACERTIJO DE VIDA O MUERTE

Fluyendo sigilosamente entre las altas espigas como una barca en el agua: así acechaba el zorro al despistado ratón.

Caronte contemplaba la escena desde otro plano de la existencia. Sin precipitarse, impacientarse ni presuponer. Sabía, gracias a sus poderes premonitorios, que un joven conduciendo un Ford T iba a derrapar fatídicamente y a irrumpir en el campo, dando varias vueltas de campana.

¿Cuál sería el próximo pasajero de su barca? ¿El ratón? ¿El conductor? ¿Acaso los tres? ¿Ninguno? Su intuición no le permitía profundizar más. ¿Acontecimientos impredecibles… o predeterminados? En breves segundos el acertijo a vida o muerte quedaría resuelto…

WHAT GOES AROUND

¡Enhorabuena! Aquí tienes tu galardón, puedes lucirlo en tu blog a modo de widget si lo deseas y enlazar esta entrada para que todo el mundo vea tu bella creación junto con el premio.

Os espero muy pronto en el reto: Escribir Jugando 🙂

EJ: Optimvs mensi

Escribir jugando banner II

El día 28 publiqué todas las creaciones presentadas al reto de Escribir Jugando del mes de octubre.

Pues ya tenemos aquí el mes de noviembre, con sus temperaturas más bajas, sus menos horas de luz… por no todo son cosa negativas, también trae las castañas, los moniatos, las calabazas, las setas… y todos esos productos que nos da la Tierra que nos nutren y endulzan el paladar.

La mención especial en esta ocasión es para un microrrelato que me enterneció el corazón. Nos introduce en las historia con gran sencillez y la temática cercana nos permite meternos en el relato y sentir emociones de esas únicas. Me refiero a “Desde que te has ido” por Luna Paniagua.

¡Me encantó! ¡Gracias! 😀

Ha llegado el momento de desvelar el Optimvs mensi del mes de octubre y es para…

Drumroll

…por crear una historia que incluye todo lo requerido, más un toque de humor y otro tanto de fantasía, por usar cada elemento del reto de forma ingeniosa y llevarme hasta un final que me sorprendió y divirtió a partes iguales. Me refiero a “Previsor” por Gabiliante.

PREVISOR

Gustav paseaba por el campo cuando un plátano plantado en medio de un olivar llamó su atención. Se acercó y vio que tenía una rama anormalmente recta, oscura y baja. Cuando la tocó percibió que era de madera de olivo barnizada. Como hacia feo, decidió arrancarla.
―¿Qué haces?
―Oh… Quería arrancártela. Te hace feo y me servirá de bastón cuando envejezca.
―Vale. Pero tienes que enseñar a cantar a estos alfarcinos que tengo arriba.
Arrancó su bastón y se puso a ello. Cuando llevaba tres días sin éxito, en un momento de desesperación, ordenó:
―Tierra, ¡trágame!
Obedeció a medias.

GABILIANTE

¡Enhorabuena! Aquí tienes tu galardón, puedes lucirlo en tu blog a modo de widget si lo deseas y enlazar esta entrada para que todo el mundo vea tu bella creación junto con el premio.

Os espero muy pronto en el reto: Escribir Jugando 🙂

El circo de la bruma

“Perfecto”, musité irónicamente. Mi coche se acababa de parar de repente en medio de una lúgubre carretera secundaria. Había decidido tomar un atajo, pues no quería llegar tarde a la fiesta de Halloween de mis amigos. Este año tocaba celebrarlo en una casita en el campo que no podía estar muy lejos allí, pero, como siempre, había salido muy tarde del trabajo y me había perdido por el camino. 

Decidí llamar para avisar que me vinieran a buscar, pero… ¡No tenía cobertura! 

“Esto es realmente perfecto”, volví a musitar tirando el móvil en el interior de mi bolso.

Por segunda vez, me arrepentí de haber cogido ese atajo, pues iba a llegar tarde de todas formas. Bajé del coche y empecé a caminar en dirección a las únicas luces que me indicaban la presencia de un pequeño pueblo cercano. 

Todo parecía muy extraño: empezando por las calles polvorientas y sin asfaltar, las miradas recelosas de los habitantes que rondaban a esas horas y acabando por unos carteles que anunciaban el espectáculo de un circo: “El circo de la Bruma”. 

Me acerqué a lo que parecía una barbería, pues en la fachada había un poste giratorio de rayas rojas, blancas y azules. En la puerta también había uno de esos carteles sobre el circo. Al verlo de más cerca y con más detenimiento, me di cuenta de algo: en el póster se anunciaba la función para el día 31 de octubre, es decir, ese mismo día, pero del año 1823. El cartel parecía recién impreso, por eso pensé que sería un enganche publicitario para crear misterio. No le hice más caso y empujé la puerta. El tintineo de una campanilla alertó de mi llegada, aunque el barbero ya me había visto venir a través de la ventana. Con un trapo secaba una de sus cuchillas y, a tenor del rato que llevaba haciéndolo, diría que no solo estaba muy seca, sino que además debía relucir como plata recién pulida. 

—Buenas noches, ¿podría usar el teléfono?

—¿Cómo dice? —me preguntó extrañado. 

—Mi coche se averió a unas pocas millas de aquí y…

—No encontrará a ningún herrero a estas horas, tendrá que esperar a mañana. 

“¿Un herrero?”, estaba claro que quiso decir mecánico, aunque me empecé a sentir incómoda y decidí darle las gracias e irme a probar suerte en la taberna que también estaba abierta. 

Quise evitar entrar en ese tugurio en cuanto lo divisé al llegar al pueblo, me daba muy mala espina, pero no me quedaba más remedio; el tabernero estaba en la misma posición que el barbero, pero lo que secaba era un vaso que jamás reluciría como la plata. El local estaba mugriento y los parroquianos del lugar parecían sacados de una película del antiguo oeste. 

“¿Qué está pasando?”, me pregunté. Empecé a ponerme más nerviosa cuando el tabernero tampoco sabía qué era un teléfono. Salí del bar sin saber muy bien qué hacer. Resolví volver al coche e ir en otra dirección a buscar ayuda, pero entonces, sentí una presencia a mis espaldas. 

Era uno de los hombres que me habían observado estando en la taberna. Creí que tendría que empezar a correr cuando me dijo:

—Todo volverá a la normalidad en cuanto acabe la función del circo.

—¿Cómo?

—La función hace retroceder el tiempo y te ha cogido a ti dentro del radio del pueblo. Estamos en 1823, pero tranquila, al salir el sol, el circo cierra sus lonas y desaparece hasta el próximo año. 

—¿Y cómo es que tú sabes eso?

—Porque participo en la función del circo. Soy mago y vidente. 

Un escalofrío recorrió mi espalda. ¿Estaría diciéndome la verdad?

—Toma. —Alargó su mano y me entregó un pase para el circo—. Este espectáculo no lo puede ver todo el mundo y tú no vas a poder volver a tu vida hasta que salga el sol, así que… Yo no me lo perdería.

Al final me perdí la fiesta de mis amigos, pero pude presenciar un espectáculo de circo impresionante en el año 1823.


¿Quieres escuchar este relato con voz?

Lídia Castro Navàs

EJ: Optimvs mensi

Escribir jugando banner II

El día 28 publiqué todas las creaciones presentadas al reto de Escribir Jugando del mes de septiembre.

La vuelta al cole y sus inquietudes por el COVID nos han tenido ocupados todo este mes, al menos a mí. Sigo cruzando los dedos para que todo salga bien.

Vamos al lío.

La mención especial en esta ocasión es para un microrrelato con un formato diferente y que me encantó empezando ya por el título. Crea una historia llamativa y que atrapa, aún contando con unas pocas palabras. El uso de muchos corazones para esconder una metáfora sutil de la vida es lo que me decidió; me refiero a “¿Te atreves a sentir?” por Lola.

¡Me encantó! ¡Gracias! 😀

Ha llegado el momento de desvelar el Optimvs mensi del mes de septiembre y es para…

Drumroll

…por crear una historia que nos explica una historia de vida a corazón abierto, una infancia rota por las cirugías y una mente llena de anhelos tan dispares como son: los columpios, las bolas de nieve y las bicicletas. Me refiero a: “Columpios, bolas de nieve y bicicletas” por Laura Urcelay.

COLUMPIOS, BOLAS DE NIEVE Y BICICLETAS

Veinticuatro años llevo con este corazón de mierda. Me diagnosticaron la cardiopatía al poco de nacer y mis padres lo rodearon con una vitrina de cristal. Lo protegieron del cansancio de los columpios del parque; del frío de las bolas de nieve en invierno; de las llamas del verano en bicicleta por el pueblo. Tres veces lo metieron en un quirófano para recomponerlo: «Los médicos arreglarán tu pequeño tesoro, como hace la cinta adhesiva», me decían para que comprendiera. Así me quedé, con un tesoro marchito, una soledad crónica y sueños recurrentes sobre columpios, bolas de nieve y bicicletas.

LAURA URCELAY

¡Enhorabuena! Aquí tienes tu galardón, puedes lucirlo en tu blog a modo de widget si lo deseas y enlazar esta entrada para que todo el mundo vea tu bella creación junto con el premio.

Os espero muy pronto en el reto: Escribir Jugando 🙂

La misión de Brigid

Alesia, siglo I a.C. 

Los romanos habían iniciado la conquista de las tierras galas y Brigid se afanaba por preservar las tradiciones, siendo la druida de su pequeña aldea. No muy lejos quedaban las zarpas de esos conquistadores que todo lo profanaban sin ningún escrúpulo. En sus retinas aún guardaba la imagen que hacía unos días había visto en el cementerio: su bisabuelo revelándole un futuro nada prometedor y encomendándole una misión a contrarreloj. Sus conocimientos eran sobrados, pero la petición requería de magia y alquimia, pues debería salvaguardar toda la sabiduría ancestral de su pueblo volcándola en una cruz de piedra grabada. ¿Sería capaz de hacerlo antes de la llegada inminente de los romanos?*


Esta es mi propuesta para el Desafío Literario del blog de Jessica Galera Andreu.

Título: La misión de Brigid

Sinopsis: *

Lídia Castro Navàs