Hypsiboas punctatus

Reto junio

(100 palabras sin contar el título)

Esta es mi propuesta para el reto Escribir jugando de junio. ¡Te invito a participar!

Más información sobre la Hypsiboas punctatus.

Lídia Castro Navàs

logo 2

 

Anuncios

Escribir jugando (agosto)

banner reto

Consulta las bases AQUÍ antes de participar.


Reto – Agosto

  • Crea un microrrelato o poesía (máx 100 palabras) inspirándote en la carta.
  • En tu creación debe aparecer el objeto del dado: una balanza.

20180701_163724

Reto opcional: 

  • Que aparezca un “puente colgante” durante la historia.

20180701_163837


Mi propuesta:

Lágrima sanadora

Era una ninfa enferma y su única cura era una lágrima del Bosque Perdido, donde los árboles estaban cubiertos de llanto en vez de hojas. Para llegar allí, cruzó el temible y vetusto puente colgante. Y justo en la entrada se encontró la balanza del tributo: una moneda de plata y su sangre feérica. Depositó el dinero en un plato y, en el otro, tanta sangre como fue necesaria para equilibrarla. Solo así pudo acceder al casi extinto bosque y conseguir el remedio para su mortal tristeza. Era irónico, pues ella había derramado muchas lágrimas, pero solo esta podía sanarla (100 palabras).

Tu turno, ¿juegas?

 

Lídia Castro Navàs

Escribir jugando

banner reto

Escribir jugando es un reto de escritura basado en juegos de mesa. Está pensado para todas aquellas personas a las que les gusta la escritura creativa y buscan un reto diferente y divertido para poner en práctica sus habilidades.

Participar es muy sencillo:

  • ¿Cuándo? Publicaré el post a principios de mes y tendrás hasta el 29 para participar.
  • Te retaré usando los dados, las cartas y demás objetos de los juegos de mesa de los que dispongo (Dixit, Story cubes, La isla prohibida…).
  • ¿Formato y extensión? Poemas o microrrelatos de un máximo de 100 palabras (tema y métrica libres).
  • ¿Quién puede participar? Todo el mundo.
  • ¿Cómo hacerlo? Hay dos formas:
    • Si tienes blog: creas una entrada donde pones el banner del reto (puedes descargarlo y usarlo con libertad), tu creación y un link a mi post de ese mes (si no eres de wordpress, deja el link en comentarios).
    • Si no tienes blog: puedes compartir conmigo tu creación a través de un comentario en el post correspondiente.
  • Cada mes escogeré la creación que más me haya gustado, sorprendido, impactado… (O sea, de forma totalmente subjetiva jeje). El día 30/31 publicaré una entrada para anunciarlo: con la creación, el/la autor/a y su blog/redes.
  • ¿Hay premio? ¡Claro! El honor de participar y poder ser escogido/a. Además, se garantiza una mejora en la práctica escrita 😉 con resultados visibles a partir del quinto mes (garantía avalada por mi formación como docente jeje).

¿Juegas? 

PS. Empiezo en julio, ¡anímate! 🙂

 

Lídia Castro Navàs

Momentos de evasión

Es una persona normal y corriente, de esas que no destacaría entre una multitud apiñada en un vagón de metro en hora punta; de esas que no sobresaldría por sus graciosas ocurrencias o su inteligente conversación; de esas que nunca sería el centro de atención en una fiesta o en una reunión social…

coffee-839234_1920

Suele pasar sus rutinarios días trabajando, encerrada en su grisáceo zulo recopilando monótonos datos con su ordenador anticuado. Apartada del mundo y de sus compañeros… Lo único que la acompaña, en su afán de recopilar datos sin sentido, es su inseparable café bien cargado y el cansino ruido que emite esa decrépita máquina, más cercana a un tractor viejo que a una computadora de uso profesional.

La desidía invade todos los recovecos de su ser durante la larga jornada laboral, hasta que suena el timbre del cambio de turno y una tímida sonrisa se puede vislumbrar en su apagado y envejecido rostro. El paso de los años ha hecho mella en su piel, borrando todo rastro de juventud y frescura. Pero en ese preciso momento del día, una brillante y esperanzadora luz inunda sus ojos castaños y casi se puede intuir a través de sus grandes gafas de pasta oscura, que usa a modo de antifaz para ocultar su verdadera belleza.

stock-photo-eye-macro-245692879

Y llega el momento de salir del edificio que oprime sus sentidos, y convertirse en lo que ella quiera, sin tener en cuenta lo que los demás piensen. Esa reconfortante sensación recorre su cuerpo todos lo días en el preciso instante en que abandona la oficina. Abre la puerta con una energía renovada y la deja cerrar tras de sí, con una despreocupación pasmosa.

En cuanto llega a su casa se convierte en una heroína capaz de salvar al mundo del apocalipsis, capaz de combatir plagas de alienigenas, capaz de matar a zombies sedientos de sangre humana… ¡Llega su momento! ¡Llega el momento de ser lo que ella quiera ser!

@lidiacastro79