Mis libros

He autopublicado cuatro libros hasta el momento. Te invito a saber más sobre ellos.

 

mis historias y otros devaneos

Recopilatorio de 101 microrrelatos divididos en tres partes:

  1. Emociones: donde encontrarás microrrelatos intimistas, llenos de sentimientos que no te dejarán indiferente.
  2. Ficción/Fantasía: sección en la que se agrupan todos aquellos de género fantástico y ciencia ficción.
  3. No todo es lo que parece: apartado destinado a un gran número de historias con giro argumental; algunas de ellas acompañadas de fotografías propias. 

saber más

 


Angela

En cuestión de unos días Angela cambiará su visión del mundo para siempre. Las inquietudes que lleva consigo la adolescencia harán que se plantee sus propios sentimientos hacia su mejor amigo; despertando en ella el primer amor. Y la vuelta de su tío, un escritor que recorre el mundo en busca de inspiración, junto con la enfermedad repentina de su padre, le abrirán los ojos a algo que desconocía: la espiritualidad. Con todo, pondrá en duda muchas de sus enseñanzas y algunos de los pilares éticos que había construido en su corta vida se verán quebrantados.

 saber más

 


La bruja, la espada y la hija del herrero

Hadrianna es una chica de quince años que vive en algún lugar de la Europa medieval. No encaja muy bien en el papel que le ha tocado vivir: obligada a vestir con faldas, a un matrimonio concertado que se aproxima, a no poder tomar sus propias decisiones… Su padre, un humilde herrero, forja una espada especial que ella desea empuñar con todas sus fuerzas. Y cuando lo hace, algo mágico ocurre. A partir de ese momento, toda su realidad se altera y se le presenta un desafío que cambiará su destino para siempre: aceptar el matrimonio concertado o viajar al futuro para salvar la galaxia de una invasión alienígena.

saber más

 


cubierta3

Flyxia forma parte del mundo llamado Katax, un mundo donde convivían en armonía humanos y seres mágicos. Hasta que todo cambió y Flyxia se convirtió en una isla en la que los seres mágicos habitan amparados por una barrera mágica: El velo de Flyxia, que los aisla de los humanos y los protege del mal. Cierto día, ese mal profanará el velo y Flyxia quedará expuesta. Es entonces cuando las ninfas de diferentes estirpes: dríades, náyades y nereidas unirán sus fuerzas para hacerle frente, pero necesitarán ayuda.

saber más

 


 

Anuncios

Entradas recientes

Escapar

La compañera y amiga Sadire, además del reto literario de su blog, también tiene otros desafíos en sus rrss. Hoy os presento “Arte que inspira”, un reto que promueve en instagram, aunque yo me he atrevido a traerlo aquí.

La obra de arte que ha escogido para esta ocasión me encanta (I ❤ prerrafaelitas), por eso decidí participar, y dada la cercanía de Halloween, he escogido una temática un poco tétrica para la historia.

Os dejo enlace a su reto en instagram y a continuación mi relato:

la dama shallot

La dama Shalott. John William Waterhouse, 1888

ESCAPAR

Me costaba respirar; ni siquiera las bocanadas de aire que tragaba saciaban mi falta de oxígeno. El pecho se me había encogido…

La barca avanzaba a paso lento, demasiado lento para mis ganas de alejarme de allí cuanto antes. En mi huida precipitada me había llevado unas velas y el edredón que bordó mi abuela; este colgaba por un lateral y se iba empapando, al igual que la manga de mi vestido, pero no era consciente de ello. Mi mente estaba ocupada con las últimas imágenes que mi retina había captado: sangre, encapuchados y crucifijos. Los sollozos de la chica quedaban apagados por la mordaza que llevaba en la boca, pero su simple recuerdo me estremecía. La cruz de madera en la que estaba atada se mantenía en un inestable equilibrio mientras uno de los encapuchados le infería cortes con una daga sobre su piel desnuda. La sangre goteaba y manchaba el suelo; había salpicaduras aquí y allá. La escena era terrible…

Pude escapar al escabullirme entre los gruesos cortinajes que escondieron mi presencia. Nadie se percató. Mi testimonio quedaría velado por el terror y el miedo que sentía en ese momento. Esa no era una sociedad de estudios religiosos, como me habían hecho creer; eran una secta, una secta maligna que había puesto los ojos en mí. Solo esperaba escapar lo suficientemente lejos para no ser su próxima víctima. 

Lídia Castro Navàs

logo 2

  1. Cita #46 10 Respuestas
  2. Cita #45 15 Respuestas
  3. Perséfone 8 Respuestas
  4. Desorientado 14 Respuestas
  5. Detrás de la biblioteca 21 Respuestas
  6. Cita #44 4 Respuestas
  7. La intrépida Pilar 8 Respuestas
  8. Escribir jugando (octubre) 68 Respuestas
  9. EJ: Optimvs mensi 45 Respuestas