Acerca de Lídia Castro Navàs

Te espero en Mi Blog, espacio de mis historias y otros devaneos

Nueva Era

Artista: Sgt-lonely

Y llegó, por fin, montado en su dragón celestial. Una flor de loto se abrió majestuosa para acoger su pie desnudo. En la diestra empuñaba una espada y en su mano izquierda sostenía la cápsula que iba a salvar a la humanidad de las tinieblas. Su llegada dio inicio a una nueva era, en la que la Verdad, la Sabiduría y la Luz reinarían la Tierra.

Otra de mis tríadas: Ilustración + microrrelato + música. Recomiendo disfrutar todo a la vez. Espero que te guste.

Lídia Castro Navàs

Síndrome del impostor

Pixabay

Se levantó esa mañana con la firme intención de terminar con su bloqueo. Se sentó frente a la máquina de escribir, cerró los ojos y posó los dedos sobre las teclas. La imaginación empezó a fluir… Escuchó la música de una feria, los gritos y risas de unos niños divirtiéndose, vio un tiovivo antiguo, pero ¡tenía animales de verdad en los que montarse! Al instante, abrió los ojos, releyó lo que acababa de escribir, arrancó la hoja con rabia y la tiró a la papelera. No era el bloqueo contra lo que luchaba, sino contra el síndrome del impostor*.


*Síndrome del impostor: Se trata de un trastorno psicológico en el cual las personas son incapaces de asimilar sus logros (en el ámbito que sea: laboral, creativo, académico…). En el mundo de la escritura, este síndrome hace que nada de lo que esta persona escriba le parezca bueno o a la altura de sus expectativas. Suele ser muy común entre escritoras y también en el mundo de la autopublicación.


Esta es mi propuesta para Escribir jugando de abril, un microrrelato de 99 palabras, basado en la carta, con la palabra del dado: ojo y como opcional: la máquina de escribir.

¡Te invito a participar!

Puedes consultar las bases aquí:

¿Te interesan los juegos de mesa que te ayuden a mejorar tu escritura? 

Te aconsejo unos cuantos. Echa un vistazo en el siguiente enlace:

Lídia Castro Navàs

Escribir Jugando. Abril ’21

Antes de participar consulta las bases y los retos anteriores.


Abril

  1. Crea un microrrelato o poesía (máx. 100 palabras) inspirándote en la carta.
  2. En tu creación debe aparecer el objeto del dado: ojo.

Opcional:

Que aparezca en la historia algo relacionado con la máquina de escribir (año de creación, inventor o la propia máquina):


¿Juegas?


¿Te interesan los juegos de mesa que te ayuden a mejorar tu escritura? 

Te aconsejo unos cuantos. Echa un vistazo en el siguiente enlace:

Conexión elemental

Su conexión con la naturaleza le permitía capar los elementos como ninguna otra persona. Ella sabía que no eran cuatro, ni siquiera cinco. Había un total de seis elementos. Los que todo el mundo podía ver: fuego, tierra, agua y aire. Y dos más que se escondían tras el burdo nombre de éter, que en realidad eran: luz y fluido astral. Gracias a ellos podía comprender la realidad del plano terrenal de forma mucho más precisa.

Otra de mis tríadas: Ilustración + microrrelato + música. Recomiendo disfrutar todo a la vez. Espero que te guste.

Lídia Castro Navàs

El teléfono que se convirtió en rosa

Pixabay

Silg no conocía otra estación que no fuera el invierno. Se había acostumbrado al frío, que era como el espino sobre su piel. Su abuelo solía hablarle de las flores y de cómo se cultivaban, antes de que el clima cambiara y eso le dio una idea: enterró su teléfono en la nieve y esperó. Pero nada pasaba. Había tomado las palabras de su abuelo de forma literal. Una mañana, algo detuvo su paseo habitual: una rosa se abría entre las gélidas capas de hielo. Lo que no sabía es que su abuelo la había puesto allí para ella.


Esta es mi propuesta para Escribir jugando de marzo, un microrrelato de 99 palabras, basado en la carta, con la palabra del dado: teléfono y como opcional: el espino.

¡Te invito a participar!

Puedes consultar las bases aquí:

¿Te interesan los juegos de mesa que te ayuden a mejorar tu escritura? 

Te aconsejo unos cuantos. Echa un vistazo en el siguiente enlace:

Lídia Castro Navàs