11 pensamientos en “Cita #78

  1. Pingback: Libertad | Anarchanthropus crapuloideus (Al fondo a la izquierda, por favor)

  2. Yo diría incluso, y me permito la osadía, que es LA reconquista. Desde que vienes al mundo se te sitúa, se te encorseta y se acaba privando de derechos inalienables. Tiene su sentido; no somos individuos aislados, sino componentes de grupos sociales. Y eso nos obliga a ceder, en tanto que nuestra libertad individual termina allá donde empiezan las de los demás. Pero eso tiene un límite, también, aquel que marca el respeto de los demás de la propia parcela de uno. O el respeto es mutuo, o pierde su razón de ser. Lo que es habitual. Así que la vida se convierte casi automáticamente en la reconquista de la parcela de libertad perdida por la imposición del poder dominante. O se convierte en ello para los individuos que no aspiran simplemente a balar y someterse, claro.

    Le gusta a 1 persona

    • Buah, los has definido genial. Es justo lo que creo. Nacemos con la mayor libertad que jamás conseguiremos y la vamos perdiendo desde el minuto uno hasta ser clones de los demás individuos que nos rodean. Perdemos no solo la libertad individual, sino también nuestra esencia, aquello que nos hace únicos/as. Gracias por la aportación, Anarcha!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .