Azul

img_20190620_082353.jpg

—El silencio, el agua azul, el calor del sol… ¡Esto es el paraíso!

—Sabes que el agua en realidad no es azul, ¿verdad? 

—¿Qué?

—El agua es transparente y en ella se refleja el color del cielo. 

—¡¿Puedes dejar de dar clases, desconectar y disfrutar de las vacaciones?!

(45 palabras sin contar el título)


Esta es mi participación al reto “Emociones en 50 palabras” del mes de julio, del blog de Sadire Lleire.

emociones-en-50-palabras

Lídia Castro Navàs

logo 2

Anuncios

29 pensamientos en “Azul

  1. Vengo de pasar una semana de vacaciones sin aparatitos ni pantallitas. O sea, que no es que entienda el —al— cuento, es que lo vivo.
    Cierto, también, es que uno tiene cierta deformación profesional y pueda contestar al primer interlocutor que el azul del mar es el color percibido, por lo que el mar es azul —dejemos aparte disquisiciones metafísicas sobre el ser y la percepción—, independientemente de que tal color provenga de una absorción – reflexión como en la mayoría de los objetos, de una reflexión indirecta o de una dispersión —como el cielo o los periquitos azules—.
    Es que no lo puedo remediar.

    Le gusta a 2 personas

    • Me has matao XD Mi neurona ha explotado al leer tu comentario, a estas horas y con las pilas a medio gas…. jajajaja
      Me parece brillante tu disertación. Gracias por ese aporte, Francisco. Yo estoy intentando una desintoxicación, una “limpieza” de estrés. Y tengo que reconocer que me está costando más de lo que creía :/ Pero seguiré en ello 😉
      Un abrazo, compi 🙂

      Le gusta a 1 persona

    • Yo soy mucho peor que vosotros dos juntos… Mar azul, cielo azul… por eso cuando el día está nublado, o es de noche… cae por su propio peso.
      Según el budismo todo es coemergente. ¿Qué quiere decir esto? Que el observador interpreta la realidad y la recrea en base a sus órganos sensoriales, cerebro, etc. Pensad qué pasaría si nuestro sentido de la vista o nuestros ojos fueran completamente distintos. Que pudiéramos percibir los rayos X o gamma, o determinadas longitudes de onda no. Por eso, si todo es coemergente,se da a la vez el percibir por parte de un sujeto y la realidad sea como sea independientemente de todo sujeto (lo que se llama noúmeno, pero ya queda fuera de nuestro alcance mental y sensorial). Por eso, como todo es coemergente no existen ni la objetividad pura ni la subjetividad pura. El sujeto al percibir y recrear ya es uno con la realidad, aunque no seamos conscientes de tal hecho (fundamental).
      En fin, me parece bien tu falta de desconexión, Lídia… la deformación profesional es ni más ni menos que usar la cabeza.

      Le gusta a 1 persona

      • Bueno, la primera parte del comentario es precisamente lo que decía de no meternos en metafísica 😉 —por cierto, tanto orientales como occidentales llegaron a las mismas conclusiones con decenas de años de diferencia; eso sí, esa teoría no fue establecida por el propio Gautama, sino por alguno de sus discípulos—, que es la hora de la siesta y tengo las neuronas medio cocidas. Pero para ejemplos, las fotografías de espacio profundo tomadas en distintas longitudes de onda. ¿Son los objetos de esos colores o tales falsos colores nos hacen entender la naturaleza de tales objetos? —Impresionante, por cierto, M82 en UV, visible e IR—.
        En cuanto a los periquitos, la mayoría tienen, por resumir, pigmentos en las plumas. Los azules, no. Pero sus «cañutos» producen un efecto similar de difracción al que se produce en el cielo. El efecto de la coloración de las plumas es algo más complicado, pero es la hora de la siesta, insisto, y me duelen las dos neuronas. 🙂

        Le gusta a 1 persona

      • Vale… lo de Gautama, pues seguramente, serían discípulos posteriores (el budismo es muy amplio, dije budismo, no el Buda histórico). Pero muy acertado lo de coemergente, me parece. Totalmente real. Lo del espacio profundo… pues ahondas un poco en lo que he dicho, las condiciones de percepción del observador, ni más ni menos.
        Y lo de las plumas de los periquitos azules… alucinante. Qué bueno, no lo sabía.

        Le gusta a 2 personas

  2. Absolutamente pertinente el tema del micro, Lídia, y comprensible. Seguro que luego de leerlo le habrá surgido la inspiración a Carlos para su participación en Escribir jugando, donde te dejó mirando desde las mazmorras… 😃😃😃
    Suelta ya la pesada mochila del deber, olvídate de todo y pronto, para que alcances a disfrutar.
    ¡Abrazos!

    Le gusta a 1 persona

  3. Pingback: Participantes Emociones en 50 palabras (julio)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.