Escribir jugando (diciembre)

banner reto

Antes de participar consulta las bases y los retos anteriores AQUÍ.


Reto – Diciembre

  • Crea un microrrelato o poesía (máx 100 palabras) inspirándote en la carta.
  • En tu creación debe aparecer la imagen del dado: una linterna.

20181111_093051

 

Reto opcional:

  • Que en la historia aparezca un observatorio:

20181111_093100.jpg


Mi propuesta: 

Kraz β Corvi 

Su padre fue astrónomo; un hombre serio, reservado y nada cariñoso. Kraz se convirtió en un joven soñador, que siempre tenía la mirada en el cielo. Cuando cumplió la mayoría, mientras iba a tomar un café, su madre le entregó una carta que su padre le escribió antes de fallecer; había unas coordenadas. Dejó su café intacto, cogió una linterna y se fue raudo al observatorio. La cúpula se abrió y el telescopio empezó a girar. Cuando los engranajes cesaron observó una estrella; la estrella que su padre había descubierto para él: Kraz, en la constelación Corvus.

(97 palabras, sin contar título).

Tu turno, ¿juegas?

Lídia Castro Navàs

logo 2

Anuncios

107 pensamientos en “Escribir jugando (diciembre)

  1. Cada día lo pones mas fácil (ironía) Aquí tienes mi participación de este més. 😉

    Y la luna comenzó a brillar en tus ojos color café
    y la dulzura de tus labios me hizo enloquecer,
    sentí que el amor despertaba en mí al anochecer
    y el haz de una luz encendía mi pasión por ese amor
    que nació en los dos.
    Pídeme la luna y como un cohete te la pongo a tus pies,
    pídeme el sol y desde el observatorio subiré a por el.
    Alumbrándome con una linterna te encontrare,
    en el fondo de aquella taza de café,
    entre sus posos nos esconderemos
    para hacer el amor,
    tú yo,
    la luna y el sol.
    100 palabras.
    Buen finde. 🙂

    Le gusta a 4 personas

  2. Pingback: Un sueño, el futuro. | In fiducia

    • ¡No me pongas la miel en los labios, Estrella! Que luego me quedo con las ganas de ver una de tus poesías (o un micro, quién sabe). Te animo a participar.
      Ya sabes que este mes (diciembre), también es significativo, aunque para mí supuso una liberación y un descubrirme a mí misma. Gracias a eso estoy aquí escribiendo y autopublicando 😉
      Un abrazo enorme, querida Estrella 🙂

      Le gusta a 2 personas

  3. Pingback: Sorteo del Lote Escritoril | El Blog de Lídia

  4. Pingback: Escribir jugando (diciembre) 3×1 – jm vanjav hasta en 500 palabras+

  5. Pingback: Escribir Jugando #2 – Té blanco, letras y otras cosas

  6. Pingback: Tan cerca y tan lejos | Letra por Letra - El arte de las Palabras

  7. Hola, hola. Vaya sorpresita. Muchas gracias por esa mención que me ha hecho tan feliz. Felicidades a Ana pues su relato es precioso. Y gracias por darnos la oportunidad de leer relatos que, cada cual a su estilo, nos aportan conocimientos y muchas ideas.
    Yo, como bien has dicho no tengo blog, pero todo está bien editado en mi Google+.
    Y también aquí dejo el enlace de mi nueva aportación para el mes de diciembre.
    https://plus.google.com/u/0/photos/photo/102140887267472135504/6630474659836021666
    Mis mejores deseos de unas felices fiestas para todos los “juguetones” de este reto.

    Le gusta a 2 personas

  8. Pingback: Vía Láctea – Palabra Fugaz

  9. [Amor roto]

    Una estrella,
    mi princesa,
    una luna,
    su níveo vestido.
    Le gusta de blanco roto.
    La noche no necesita
    linternas con su fulgor.
    Los observatorios la miran,
    atónitos;
    ha nacido una estrella,
    ha nacido mi único amor.

    Saludos,
    Chorlito

    Le gusta a 3 personas

  10. Pingback: Mal genio – Grimmebulin

  11. Aquí va la meva aportació:

    PLACER EFÍMERO:
    Negro. Espeso. Amargo. Necesitaba aquel sabor puro e intenso; sentir cómo el café le quemaba la garganta. Él, mientras tanto, con el reconfortante calor que le embargaba, se recostaba en el mullido sillón del observatorio para dar un descanso a su vista y fijaba en el cielo su mirada desnuda, sin filtros ni ayudas, y contemplaba el cosmos bajo la relajante brisa. Ahí su imaginación era libre; vagaba con todas las historias que había leído; con los dioses olímpicos que moraban en las alturas, con su orgullo y su soberbia. Y él, con el café humeante, se sentía eterno.

    Le gusta a 2 personas

  12. PORQUE LAS SONRISAS ENCIENDEN LA NOCHE
    La ansiada noche había llegado. Desemplové mi linterna de encender comienzos y llené el termo con café insomnio. Acto seguido, me asomé al mundo desde mi observatorio particular.
    La luz no existió, Mis ojos se anegaron en oscuridad, mis manos palparon las más recónditas galaxias mientras me hacía cada vez más y más pequeña ante una inmensidad que jamás llegaré a comprender.
    Pero ahí estaba ella, una gran sonrisa anclada entre dos estrellas.

    Le gusta a 1 persona

  13. Pingback: No estamos solos, ¿o sí?

  14. Pingback: El día después | Blog de escritura

  15. Pingback: Aparición | Un gato mas en la ciudad

  16. Pingback: Tu vida por la mía. – Noches Inquietas

  17. Pingback: Tu vida por la mía. – Noches Inquietas

  18. “Puerta hacia las estrellas”…

    —Dentro del café hay una puerta espaciotemporal. ¡Atraviésala!…

    Pero… ¿cómo? Parecía imposible. No podía quitarse esas palabras de la cabeza. Sentado en su observatorio, cavilaba observando las estrellas reflejadas en la aún humeante taza.

    No lo creería… ¡si el alienígena linterna no se hubiera materializado ante sus propios ojos, deslumbrándole en todos los sentidos!

    —Además, sería complicado de explicar dado vuestro nivel, pero… ¡al venir hasta aquí he viajado 40 años hacia atrás! —añadió la extraña criatura.

    Peter estaba alucinado. Pero ahí no terminarían las sorpresas…

    —¡Y ahora, ven tú a mi mundo! — le espetó el ente antes de volatilizarse.

    Saluditos…

    Le gusta a 1 persona

      • Hola. Vaya, me he quedado un poco chascado… porque resulta que mi micro hace un guiño a otros dos micros de otros dos bloggers, y puse sendos enlaces dentro de mi texto. Te explico…
        La parte que dice “si el alienígena linterna no se hubiera materializado ante sus propios ojos” hace referencia al micro de Littlecatonthemoon, donde habla justamente de una extraña aparición de un ser que brilla como una linterna. Me encantó y me inspiró, por eso mi micro vendría a ser otra visión o guarda una estrecha relación. Y la parte que dice retroceder 40 años en el tiempo es un guiño al micro del blog Noches Inquietas (“Tu vida por la mía”), donde una mujer rejuvenece 40 años. Es muy posible que no te hayas dado cuenta, no lo sé, o quizá te han chocado esas extrañas semejanzas. El caso es que los dos links se veían activos cuando estaba pendiente de moderación (por eso mismo, por contener links), pero al haberlo moderado tú han desaparecido. En fin, perdona la parrafada. La pregunta es: ¿quieres que vuelva a probar poniendo los links a ver si esta vez salen, o no?
        Me hacía ilusión y resulta que el invento se ha medio frustrado, je je je…

        Le gusta a 1 persona

      • Vaya, pues cuando he aprobado el comentario no había ningún link en él. Me sabe mal. Al ser un reto con elementos tan similares, siempre que leo los micros me parecen que tienen puntos en común, pero no caí en esos dos detalles que me das ahora.

        Me gusta

  19. Hooooola otra vez, jajaja. Oye, sin que tenga nada que ver en absoluto con el anterior comentario… como he escrito una larga entrada sobre la contaminación de los océanos, se me ha ocurrido esta mañana en el curro y he pensado que por qué no… Así que acabo de escribirlo hace cinco minutos. Denuncia en clave ecológica. Si quieres que cuente este (jajaja, supongo que es hacer trampa enviar dos relatos, por lógica). Bueno, espero que te guste. He intentado hacer algo diferente…

    “La profundidad del problema”…

    Apuró su café de un trago. Les esperaba muchísimo trabajo por delante.

    —Las estrellas, la luna, respirar aire puro… —pensó suspirando con nostalgia John. Pero se encontraban en un batiscafo a 7000 metros de profundidad. El modernísimo observatorio científico enfiló las profundidades, horadando la oscuridad con sus faros y linternas.

    Las peores estimaciones quedaron confirmadas: la fosa de las Marianas medía ahora solamente 9500 metros. Los 1500 metros perdidos estaban ahora sepultados y rellenos de toneladas de plástico y basura.

    Lentamente ascendieron por la sopa de plásticos. Ahora tenían la evidencia, las pruebas, las filmaciones.

    —¿Creéis que ahora por fin nos escucharán?

    Le gusta a 1 persona

  20. Pingback: Café nocturno – Luna Paniagua

  21. Hola otra vez. No quiero ser plasta, y en realidad esto no tiene más importancia… pero me gustaría de nuevo ponerte ese micro donde incluí los dos links a otros micros. Así estará como de entrada era mi intención, y además supongo que estas dos personas se darán por enteradas si les llega el enlace o pingback (supongo).
    Así que lo vuelvo a poner aquí. Voy a cortar el relato por la mitad, supongo que así pasará la moderación. Supongo que funcionará, me ha funcionado otras veces. Después decide tú si juntas las mitades o lo que creas conveniente. Así que… ¡gracias y allá va!
    “Puerta hacia las estrellas”…
    —Dentro del café hay una puerta espaciotemporal. ¡Atraviésala!…

    Pero… ¿cómo? Parecía imposible. No podía quitarse esas palabras de la cabeza. Sentado en su observatorio, cavilaba observando las estrellas reflejadas en la aún humeante taza.

    No lo creería… ¡si el alienígena linterna no se hubiera materializado ante sus propios ojos, deslumbrándole en todos los sentidos!

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.